Jump to content

foros laestocada

COMENTARIOS DE LAS ESCORT AQU√ć

"Si quieres cont√°ctarnos al correo [email protected]"

Rifa No393: DULCE MAIRA: el Cielo sólo es el inicio


 Share

Recommended Posts

Tabla de Reportes

 

Nombre = MAIRA

Edad = Veintisiempre

Valor = Cobro Rifa

Ubicación = Metro Manuel Montt

Lugar = Departamento Compartido

Conserje = Sin Conserje, pero lugar seguro

Horario = Mediodía en Chile

Recepción = Ella siempre Encantadora, Cautivante, Atenta

 

Servicio:

 

Empotamiento = Vejestorio Vacunado con agua destilada: la amo, la extra√Īo

Estatura = 1,60-1,65m de Hermosura Pura

Contextura = Bellamente Delgada

Cara = HER-MO-SA, ¬Ņamerita m√°s comentarios?

Nivel de Photoshop = 0% de retoque de sus fotos, es ella

Trato = Tierna, Atenta, Cordial

Besos = De Polola Teen (¬Ņqui√©n besar√≠a efusivamente a una momia como yo?)

Boobies = Bendecida con Boobies peque√Īas pero hermos√≠simas

Culito = Paradito, Acariciable, Besable

Pussy = Sin olores, Pulcramente rasurada

Mamón = Sin, Deliciosamente Dedicada

Movimientos Pelvicos = Suaves a Mortales

Ambiente = Limpio

Atención = Relajada

 

Volverías = ¡¡TODAS LAS VECES QUE SEA NECESARIO Y PUEDA!!

 

Relato...

 

Con todo el ajetreo que significa una mudanza, el ordenar, desarmar bultos y distribuir en el nuevo espacio, había participado en una rifa de "La EstoCada" y olvidé revisar su resultado, cuando en un lapsus ingreso al portal desde mi móvil y me encuentro con un mensaje de Lord Wolfman informándome que había sido ganador y me consultaba con qué musa cobraría mi premio (¡la preguntiiita! jajajaja).

 

Me da la autorización para coordinar con su agencia (la de MAIRA) y pido sábado mediodía.

 

El d√≠a estaba fr√≠o, h√ļmedo. Desde mi nueva ubicaci√≥n apenas alcanc√© con el tiempo para comprar un enga√Īito para este Hermoso √Āngel y llegu√© a su edificio con 5 minutos de retraso. Aviso mi arribo, me dan la autorizaci√≥n e ingreso a este portal directo al Cielo.

 

Llego a su puerta, sólo espero un par de segundos y ésta se abre, asomando sus tiernos y profundos ojitos observándome. Indescriptible es aquella sensación de saberla ahí, de invitarme a pasar con sólo su mirada y, tras la hoja, esa siempre tierna y franca sonrisa.

 

Le beso. La puerta a su habitación está abierta. No es necesario ser pitoniso para deducir que será el rinconcito que enlazará el tan ansiado Shangri La con el infierno desde donde huyo.

 

Tras de mí ingresa ella, ataviada tan sólo por su siempre llamativa y sensual ropa interior. Literalmente lanzo mis cosas (mochila y chaqueta) al suelo y me volteo a estrecharla en un sincero abrazo, sin avances, sólo sentir su delgadez, su cuerpo, su belleza entre mis brazos.

 

Tomo la toalla ya dispuesta, me lleva al ba√Īo para mi ducha de rigor y, dado lo fr√≠o del d√≠a, una vez m√°s le ruego se meta bajo las s√°banas en la cama para que no contin√ļe enfri√°ndose y corra riesgo de enfermar.

 

Una vez dentro del ba√Īo, me percato que, por una parte, se aprecia falta un poco de aseo y, por la otra, tir√≥n de orejas a los foreros visitantes ya que a√ļn no aprenden a usar la ducha pues la alfombra a la salida de √©sta se encontraba empapada (salen a secarse... ¬Ņnadie les ha ense√Īado c√≥mo hacerlo?) y tampoco han sabido cuidar la ducha pues nuevamente estaba rota. Qu√© poca consideraci√≥n con la infraestructura y el bienestar que se les procura.

 

Perdón.

 

Me ducho r√°pidamente (aunque ven√≠a reci√©n duchado desde mi hogar, por el respeto que le debo y profeso a las Se√Īoritas, me volv√≠ a asear prolijamente) con agua bien caliente para subir mi temperatura corporal y as√≠ despu√©s poder subir la temperatura a la Bella Maira, a quien not√© despu√©s ten√≠a sus manos, sus nalguitas y sus pies muy fr√≠os.

 

Cuando regreso a la habitaci√≥n me esperaba cubierta con las cobijas de la cama. Dejo mis ropas sobre la silla dispuesta para ello, me acerco al costado de la cama, me despojo sutilmente de la toalla (a√ļn en estas circunstancias soy t√≠mido y vergonzoso) e ingreso a la cama tomando contacto estrecho con la Hermosa Figura de Maira.

 

Nos abrazamos... qu√© fascinante sensaci√≥n la de sentir tan hermoso y juvenil cuerpo de mujer abrazado al m√≠o... me quit√≥ por unos instantes m√°s de treinta a√Īos de encima pues con tan solo cubrir sus fr√≠as zonas con mis manos, con mis propias piernas y pies y sintiendo sus heladas manitas en mi espalda, un estremecimiento recorri√≥ mi ser pero no de fr√≠o, si no por el hecho de tener a tan hermosa Diosa aferrada a mi cuerpo pudiendo brindarle mi propio calor.

 

Nos besamos tiernamente una, dos, tres veces, la miro a sus ojos (aunque con tal monumento de mujer al frente se pudiese pensar que debía haber hecho otra cosa), me retribuye la mirada tan dulcemente que por unos instantes que me parecieron largamente placenteros me sentí flotar tan livianamente que el cielo era el piso y mi alma continuaba ascendiendo hacia el Olimpo en una danza inanimada de sensaciones gratas, dulces, hermosas.

 

Beso su frente, su naricita, sus mejillas, sus labios una vez m√°s, la vuelvo a estrechar entre mis brazos por su peque√Īa cintura casi al punto de partirla, mis manos recorren su espalda, su trasero, sus muslos, sus brazos, mientras mis labios besaban profusamente su piel, alcanzando sus hermosos pechos. Los recorro suavemente con mi boca cu√°l beb√© √°vido de su maternal n√©ctar hasta finalmente alcanzar sus pezones. Los muerdo sutilmente s√≥lo con mis labios. Cambio mi boca a su otro pecho repitiendo la misma secuencia provocando oleadas de sensaciones a mi ya Amada Maira.

 

Me besa... desliza sus manitas por mi torso alcanzando mi minion quien se encontraba erguido esperando recibir sus atenciones. Desciende su boca sobre mi pecho y vientre hasta alcanzar con ella mi ya sensible glande. Lo besa una, dos veces por cada cara de éste, su manita lo aferra y suave, sutil e imperceptiblemente lo va engullendo hasta que la humedad y calor de su boca me indican que me encuentro completamente dentro de ella, a su merced, en su poder, e inicia una dedicada felación provocando espasmos en mi espalda con cada movimiento de sus labios y lengua sobre mi miembro.

 

Lo disfruto. Siempre lo disfruto. La dejo hacer. Una vez m√°s soy suyo. Esta vez no me observa. S√≥lo est√° dedicada a brindarme ese indescriptible placer que s√≥lo ella y su dulce boca me entregan y que aprecio. Su mano acaricia mis compa√Īeros, los sopesa, se aferra a ellos, contin√ļa besando y succionando mi verga.

 

Antes de provocarme alcanzar el punto de no retorno tomo su carita entre mis manos logrando libere mi apéndice de aquella fabulosa atención. Me acerco a ella. Le beso sus labios y le digo "ahora me toca a mí...". Responde con una siempre bella y radiante sonrisa. Se recuesta y se dispone a ser besada. Cual burdo abejorro desciendo oscilante por su plano vientre acercándome a su hermosa flor. Recorro sus muslos cuales pétalos fuesen, salto al otro pétalo, me acerco a besar su Monte de Maira, bah, de Venus, hasta que finalmente después de tanto preámbulo beso sus labios. Un sutil suspiro me indica que he hecho lo correcto.

 

Ya en contacto directo con su intimidad la beso, recorro sus labios, los beso y muerdo cada uno por separados, los beso ambos, introduzco mi lengua en su boca vaginal provocando con mi dedicaci√≥n oleadas de su dulce miel que recibo y libo y cuyo sabor qued√≥ en mi boca y recuerdo hasta esta hora. Contin√ļo en tan placentera tarea hasta que noto caricias en mi cabellera y un suave apret√≥n a mi cabeza con sus largos y hermosos p√©talos, se√Īal inequ√≠voca que algo de placer le he provocado.

 

Vuelvo a recostarme. Desenfunda un transparente uniforme, suave y estrat√©gicamente lo instala, se cerciora que est√© bien colocado, abre sus piernas por sobre mis caderas y ahora gu√≠a mi pene a sus entra√Īas de fuego.

 

Suavemente siento que entro en ella. Prieta. Se inclina sobre mí, nos besamos e inicia un suave vaivén. La tomo de su cintura no para pretender guiar sus movimientos, si no sólo por el gusto de disfrutar aquella sinuosa cintura. Mueve sus caderas sobre las mías. Asciende y desciende suavemente provocándome un placer tal que para no ofenderla con mi lujuriosa mirada cierro mis ojos y disfruto de las sensaciones que me brinda y que me transportan más allá del cielo.

 

De a poco aumenta el ritmo de su vaivén. Nuestra respiración se acelera. Sigo aferrado a su cintura. Ha dado inicio a una virtual batalla. Nuestras pelvis se golpean ruidosamente, con ímpetu, diría "con placer". Después de unas pocas y profundas embestidas más alcanzo mi punto máximo y mi espíritu es invadido por una maravillosa sensación de placer y de luz.

 

Rendido y silente me quedo bajo mi adorada Amazona, dulcemente agotado. Me besa como corolario de la experiencia brindada. Maira se recuesta a mi lado. Extrae de una discreta cajita toallitas h√ļmedas y cari√Īosamente asea mi ya rid√≠culo ap√©ndice. Me besa por √ļltima vez y me indica que el inexorable tiempo se ha agotado.

 

A√ļn con sensaci√≥n de caminar entre nubes me dirig√≠ al ba√Īo. Vuelvo a ducharme. Vuelvo a pisar la empapada alfombra. Me visto. Regreso a la habitaci√≥n y sorprendo a mi Dulce Domadora ordenando el desastre de cama que dejamos.

 

Termino de vestirme. También ella se viste. Recojo mis pocas pertenencias. Le agradezco el instante de efímero pero subyugante placer brindado. Me mira. Vuelvo a perderme en sus profundos ojos, en su franca y cautivadora sonrisa. Me dirijo a la puerta del departamento seguido de este especial y platónico amor.

 

Por √ļltima vez le beso, me clavo en su mirada.

 

Salgo de aquel para√≠so y regreso a la vil jungla de cemento pero con mi coraz√≥n henchido de alegr√≠a: una vez m√°s el Dulce √Āngel Maira me ha transportado m√°s all√° del cielo, me ha hecho ver la luz, ha retirado de mi viejo coraz√≥n un poco de las tristes telara√Īas de la soledad y amarguras de tener que convivir con amargos y envidiosos seres que se hacen llamar "humanos".

 

Gracias, Hermosa MAIRA. Eres demasiado especial.

 

 

Anciano Novato

 

Maira, Comentarios

 

http://www.laestocada.cl/upload_files/utilidades/chicas/2270/2270_6.jpg

Edited by Lord Wolfman
Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.
Note: Your post will require moderator approval before it will be visible.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

 Share

  • Who's Online   0 Members, 0 Anonymous, 8 Guests (See full list)

    • There are no registered users currently online
×
×
  • Create New...